5 pasos para cerrar un ciclo en tu vida

Cerrar un ciclo en tu vida puede resultar algo muy doloroso si lo ves como una pérdida. Un ciclo es algo que nació y que debe concluir, como todo en el universo. Sabes que tienes que cerrar la carpeta pero no quieres, no puedes o simplemente lo has aparcado ahí y de vez en cuando viene a tu conciencia como un rayo que te atraviesa. Debes comprender cuanto antes que nada es estático en el universo y que es ley que todo entra y sale, todo nace y muere, todo es evolución constante y, por supuesto tu también eres puro movimiento. El sufrimiento nace de querer resistirte a esto, y por supuesto cualquier cosa que hagas para evitarlo te traerá dolor porque es una ilusión y estás impidiendo que entre todo lo nuevo que hay para ti.

Mantener un frente abierto te provoca una fuga importante de energía, porque tu atención está dispersa entre lo viejo y lo nuevo, casi siempre atado al pasado y además tu cuerpo se mantiene emocionalmente activo, pero no son precisamente emociones que nos interesen, el 100% las enfermedades son causadas por nuestra mente.

Cerrar un ciclo implica perdonar, cuando hablamos de perdonar no estamos dando la razón a nadie, esto es un error. Perdonar significa aceptar completamente la situación y dejarla ir y eso es lo que puedes aprender en este post. Dejar ir es todo un ejercicio y te daré las claves para que puedes ir cambiando esta situación.

PASOS PARA CERRAR CICLOS CORRECTAMENTE

1) IDENTIFICA EL CICLO QUE DESEAS CERRAR

¿Qué no has cerrado en tu vida? Son muchos los frentes que puedes tener abiertos, algunos los tendrás identificados y otros no. Una relación de pareja, un trabajo que te gustó o que ya no te hace feliz, un duelo, un asunto pendiente… Reconoce cuál es la situación que deseas liberar

2) IDENTIFICA DE QUÉ MANERA TE ESTÁ AFECTANDO
Son muchas las consecuencias que puedes estar sufriendo de mantener una historia sin cerrar en tu mente. Identificar de qué manera te está afectando es muy importante.

Estas son algunas de ellas:

  • No disfrutar. No estar disfrutando plenamente de tu vida: puede ser que no te sientas feliz y que no exista un motivo para ello. Toma la decisión de vivir plenamente!
  • Poner barreras. Haber puesto barreras para que entre lo nuevo. Si tu atención está puesta en el pasado, no podrás ver más allá de ello. Pon tu atención en algo nuevo y apasionante para tí.
  • Sentir tristeza. Depresión y melancolía, son estados que están afectando a tu realidad. Abrázala, cuídala.
  • Sentir Añoranza. Echar de menos esos momentos juntos, querer volver a vivir esa situación, vivir constantemente en el recuerdo de un momento. Todo puede volver a sentirse porque todos esos momentos felices ocurren dentro de tí.
  • Impotencia. Pensar en que pudiera haberme comportado de otra manera, si le hubiera dicho esto, podría haber hecho que todo fuera diferente… Acepta ya la situación y sobre todo el aprendizaje, para qué te ocurrió todo eso? Para que ahora seas esta persona tan maravillosa que eres. Tu pasado es parte de tu hoy.
3) IDENTIFICA QUÉ TE MANTIENE AÚN EN ESTA SITUACIÓN
¿Qué crees que mantiene este ciclo abierto? Esta es una pregunta que tal vez aún no te has hecho
  • Esperanza. Tengo la esperanza de que esa persona vuelva, tal vez todo pueda arreglarse…Pon tu esperanza en algo que sea bueno para tí.
  • Rencor. No puedo olvidar y quiero que haya justicia. No puedes ser atacado a menos que así lo creas.
  • Miedo a lo nuevo. El miedo a lo desconocido es natural, pero paralizante, aunque también es VIDA.
  • Extrañar. Acepta que estas echando de menos algo y déjalo ir. Extrañar es una ausencia de ti, date compañía con cosas que te apasionen.
  • Sentimiento de pérdida. Una parte de mí se quedó en esa relación, junto a esa persona, en aquel trabajo… Recupera tu trocito de alma, está sola, vagando por ahí, dile que vuelva a ti. Lo sentirás seguro!
cerrar un ciclo
Aprende a cerrar un ciclo de tu vida.
4) DEJAR IR

Dejar ir implica entrar en tu cuerpo, enfrentarte a tus emociones, tu mente ya sabe lo que quiere, pero tienes que llegar ahí también con tu cuerpo físico, emocional y energético.

  • Relájate y concéntrate en aquello que deseas soltar. Toma la decisión de hacerlo.
  • Entra en el cuerpo, siente la emoción, la impotencia, la rabia, el rencor, el dolor, lo que sea que haya ahí dentro.
  • Fíjate en las reacciones físicas de tu cuerpo, si hay malestar, tensión, todo obsérvalo pero sin juzgar

Para dejar ir tienes que vivirlo, me encantaría decirte otra cosa, pero la única manera es que entres ahí y lo sientas profundamente, tan profundamente que no te domine ya nunca más, porque solo viendo puedes liberar. También tienes que saber que esto tienes que repetirlo 20 minutos diarios durante 21 días.

5 ) CIERRA EL LIBRO

Entiende cual es el aprendizaje de esta situación y sal de la zona de confort y haz algo distinto, diferente, que te aporte alegría. Hazte un plan de alegres momentos haciendo cosas que te gusten. Sobre todo y muy importante, nada de los que echas de menos fue posible sin tí, todo cuanto viviste lo sentiste tú, y todo cuanto deseas puedes volver a sentirlo porque nada ocurrió fuera de ti. Lo que añoras ya lo tienes y si estás en la pérdida de un ser querido, está contigo! en tu corazón. Confía en tí.

¡Ahora es momento de poner tu energía, tu atención y tu intención en construir lo nuevo! será mi siguiente post. También te recomiendo que leas mi artículo sobre la Constelación Akáshica Cuántica.

Con amor,

Carolina Romero

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes

Categorías

Categorías

Eventos recientes