Si he dicho adios, ¿Por qué vuelve?

Hola queridos amigos,

Este post viene en respuesta a la consulta que he recibido hoy, relacionada con un pasado que siempre vuelve y con él regresamos al dolor, al malestar y la sensación de falta de poder. Darle las gracias de corazón a esta personita que ha confiado en contarme su proceso con todo mi corazón. Allá vamos.

Tu alma tiene un propósito. Este propósito principal y básico tiene que ver con la liberación de uno mismo. Esta liberación se refiere a la vuelta a la fuente de la que todos provenimos. Cuando nuestra conciencia queda en parte atrapada por un sentimiento en los planos del alma, es necesario plantear el propósito de liberación y por lo tanto la vida pondrá delante las personas, situaciones y formas necesarias para sanar ese sentimiento que tiene atrapada tu alma en un plano emocional o mental.

En el caso de la consulta que me llega hoy – HE DICHO ADIOS A UNA PERSONA, PERO ESTA VUELVE INESPERADAMENTE, me la encuentro sin querer y no me gusta nada lo que siento. ¿POR QUÉ ME ENCUENTRO A ESTA PERSONA?

Muy sencillo, porque es la forma más fácil de que te encuentres de nuevo con tus sentimientos. Es evidente que algo queda inconcluso, sin cerrar, sin haber sido del todo sanado. El propósito de tu alma se puso delante de tí para ser liberado. Me diréis – Pero, ¿liberar qué Carolina?. Pues el dolor, las emociones que se colapsan y crean el conflicto.

Piensa por un momento que estas emociones o, mejor dicho, los sentimientos asociados a la experiencia dolorosa, no provienen de encontrarte a esa persona, ni siquiera provienen de la situación drámatica asociada con esa persona, vienen de mucho antes. Si lo que has vivido es una situación de abandono, este abandono es la causa de un sentimiento de falta de atención que vivimos cuando somos muy pequeñitos, incluso a veces, de antes.

Pero, afortundamente, la acción de DEJAR IR (así me gusta llamarle), no requiere de tanta información, solo requiere tu atención. Me explico.

Cuando volvemos a encontrar, sin querer, a una persona que nos ha costado despedir o que tenemos aún conflictos, tendemos a pensar que no queremos sentir lo que estamos sintiendo y escondemos la emoción rápidamente sustituyéndola por algo… esto hace que el ego reaccione y genere mas conflicto, pues está siendo alimentado por la emoción reprimida y comenzaste a escuchar la lista incansable de desgracias que el ego tiene para ti.

La técnica de DEJAR IR es lo que más fácilmente va a ayudarte a que el adios sea de verdad. Recuerda que el propósito de que nos encontremos de nuevo con nuestros conflictos es liberarnos de ellos. Aquí dejo unas claves para que esta liberacion sea lo más rápida y limpia posible:

Primera y principal: En la medida en que tu te permitas recibir la sanación, ésta será más efectiva.

Quiero decir que tienes que permitir primero a tu ser, ver aquello que quiere sanar tu alma. Cuando estés en uno de estos momentos incómodos, permitete entrar en tu cuerpo y ser consciente de las emociones que estás sintiendo. Tu cuerpo te ayuda, siendo el puente para recibir los mensajes y la información que necesitas. Permítete llorar y sentir, pero tu rol aquí es solo de observar, sin juzgar, sin etiquetar.

Segunda y muy importante: Permanecer en el aquí y el ahora

Cuando estás sintiendo una emoción muy fuerte, la mente empieza a enviar historias, por ejemplo; seguro que esta pesona ahora que me ha visto…. (bla, bla, bla). Objserva a la mente, pero no le hagas caso. Permanece aqui y ahora, todo lo que está inventando tu mente no es real, donde estás, lo que escuchas, lo que hueles, si es real. Permanece ahí para no ser raptado por el sufrimiento que genera el diágolo interno de tu mente con tus emociones. La mente fortifica el sufrimiento con sus ideas catastróficas. No lo permitas.

Tercera y fundamental: Conecta con el amor

Cuando la mente esté revolviendo tu vida, comienza a contactar con personas que amas; revisa recuerdos, fotos o cosas que te conecten con el amor. La mente comenzará así a servir al amor y desde allí conecta después con el perdón. El perdón casi siempre es hacia nosotros mismos y no hacia los demás. Me perdono por haber permitido que esta persona….. más adelante conecta con la compasión, de nuevo hacia tí mismo. Me perdono por haber permitodo que esta persona…. porque en ese momento era inocente y no sabía hacer las cosas de otra manera.

Cuarta y sirve para primera, segunda y tercera: Cuenta con la ayuda de tu guía interior.

Pidele ayuda a tu yo más sabio, este puede ayudarte a ver y saber todo cuanto es necesario ser liberado del enganche emocional de tu alma. Recuerda que los mensajes de este guía siempre son de amor, porque proviene de frencuencias elevadas, por lo que cualquier mensaje que te deje una sensación de malestar, miedo o rabia, sin duda proviene del ego.

En resumen:

  • El propósito es liberar el dolor que aún queda en ti
  • Solo se puede liberar en mindfulness (atención plena) de las emociones y los pensamientos. SIN JUZGAR
  • Conectar con el amor, el perdón y la compasión aseguran la sanación 100%
  • Probablemente las emociones que sientes no tienen que ver con esa persona, sino que se generaron antes

 

Espero haberos ayudado un poco, y ya sabéis que estaré encantada de seguir retroalimentado vuestras consultas, estoy aquí para eso. Para ello podéis dejar un comentario y enviarme un correo a contacto@carolina-romero.es/anterior

Recordad que somos mucho más que todo cuanto nos pasa.

Con amor,

Carolina

 

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

4 comentarios en «Si he dicho adios, ¿Por qué vuelve?»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes

Categorías

Categorías

Eventos recientes