El dolor ¿No acaba nunca?

 

Muchas personitas me cuentan que se hunden cuando se ven de nuevo en un proceso de sanación, es decir, de nuevo están en una situación dolorosa y extenuante. Ellos me dicen –Carolina, parece que esto no acaba nunca y me lleva a la desesperación.

Si esto te está ocurriendo a tí también y por ello estás leyendo este post, primero quiero decirte que eres una persona muy valiente y fuerte porque sigues buscando la forma de mejorar y ser feliz cada día y en cada momento y también quiero felicitarte porque estás en el camino de la sanación.

 

¿Alguna vez se acaba el camino de la sanación? Esta es la gran pregunta

 

El camino de la sanación es tu propósito de vida, si acaba el camino, simplemente abandonarás esta vida. No hay final cuando hablamos de quitar capas a la cebolla y serás inmensamente infeliz si buscas concluir tus aprendizajes porque la felicidad es lo que vas descubirendo por este intenso camino.

 

El sufrimiento sí es algo que puede tener fin si así lo decides, porque sufrir es rodear tu experiencia dolorosa de pensamientos destructivos y amenazantes. Sufir es convertir el dolor en un intenso diálogo interno de calamidades y sucesos horribles y dramáticos que tu ego ama hacer mientras destruye tu cuerpo físico y emocional, creando más dolor en tu vida. Dejar de pensar y resentir si puede tener un final que comienza con tu actitud ante las experiencias. Esta es tu libertad.

 

Toda experiencia esconde un gran tesoro, la grandeza de su descubrimiento hace que conectes con la más pura forma de amar que existe y es descubrir esta forma incondicional del amor lo que llena de felicidad tus días, tus experiencias, tu alma, tu corazón y tu ser. Para encontrar el aprendizaje oculto en esta experiencia que puedes estar viviendo ahora, puedo decirte que lo que yo hago es conectar con mi sabiduría interior y crear una apertura para recibir y ver las señales y mensajes que darán luz a esta situación de vida. Porque esto que te ocurre no es tu vida, solo una situación. Si confías, los mensajes llegarán y con ellos la liberación y la luz.

 

Eres puro movimiento en evolución constante. Conecta con el aprendizaje y aprecia la belleza y grandeza que oculta tu experiencia, no hay luz sin dolor!

Si te apetece, puedes dejarme un comentario o consulta.

 

Con amor,

Carolina

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

10 comentarios en «El dolor ¿No acaba nunca?»

  1. Muchas gracias Carolina. Siempre es de gran ayuda leerte, me gustaría que todo fuera más sencillo, quizá lo sea y yo siga sin verlo aún, pero ahí andamos en el camino del auto-descubrimiento. Entre otras muchas cosas, tengo que aprender a aceptar que este camino nunca acaba y a buscar mi fórmula para ver esas señales que nos dices, a mi me cuesta mucho, debo tener un ego aún demasiado acaparador que me tiene “cegarruta” perdida ;o). Amigo EGO!!!tus días están contados!!! Let me ser the light!!!please!!!! Un súper abrazo

    Responder
  2. Quien mejor que tu para inspirarnos con tus palabras y desde tu experiencia. Como bien dices somos puro movimiento en constante evolucion y las emociones son las q nos mueven y las q están ahí para hacernos evolucionar…se trata de cambiar la perspectiva y ver q desde el humano tenemos errores y desde el ser somos perfectos e intregar eso en nuestro día a dia para simplemente aceptarnos……gracias Carolina.un abrazo

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes

Categorías

Categorías

Eventos recientes